Beneficios del aceite de argán para el cabello: hidratación, reparación y crecimiento saludable

La búsqueda de un cabello saludable es frecuentemente asociada con la hidratación, nutrición y reparación. Aunque cada una de estas etapas cumple una función diferente, todas tienen un objetivo en común: hacer crecer el cabello sano y fuerte y devolverle su belleza natural. Hoy te explicaremos un poco más sobre este tema y cómo el aceite de argán puede ser un gran aliado en este proceso.

Aceite de argán + aloe vera: Un elixir nutritivo para tu cabello

Tanto el aceite de argán como el aloe vera son dos de los ingredientes naturales más fascinantes, con innumerables beneficios a nivel medicinal y cosmético, que han sido utilizados desde hace varios siglos gracias a que se les considera muy efectivos.

El aceite de argán proviene del árbol que lleva su mismo nombre y es originario de Marruecos. Este aceite es muy conocido por sus propiedades para mejorar el aspecto del pelo. Por ejemplo, si tienes el cabello seco u opaco, puedes acudir a este ingrediente para buscar la vitalidad que le falta a tu cabello.

Por su parte, el aloe vera es otra de las plantas legendarias que ha puesto a disposición sus poderosas bondades en materia de salud y belleza. Esta planta, también conocida como sábila, se convertirá en tu mejor amiga cuando necesites darle una dosis de multivitaminas hidratantes, nutritivas y reconstructoras a tu cabello.

Podrás imaginar que la combinación de estos dos ingredientes es un elixir capilar que tu pelo merece.

Hidratación del cabello: ¿qué es exactamente y por qué es importante?

En esta etapa se busca lograr que el cabello recupere los niveles de agua necesarios para lograr una apariencia saludable que se reflejará en brillo y vitalidad. La hidratación es el primer paso de un proceso de reparación capilar, ya que, sin la humectación necesaria, no es posible ver resultados verdaderos en tu pelo.

Nutrición del cabello: ¿por qué es fundamental?

Al nutrir el cabello le estás devolviendo los nutrientes y lípidos que son los responsables de darle el brillo, la elasticidad y el volumen que hacen que este se vea saludable.

Reconstrucción o reparación: el toque final para tener un cabello fuerte y sano

El objetivo de este paso es reestructurar la fibra capilar a través de las proteínas y así poderle dar fuerza y resistencia a tu cabello. Cuando tu cabello está hidratado y nutrido, la reparación se encarga de arreglar la cutícula, que es la capa más externa del cabello, para que de esta manera recupere el brillo y suavidad.

Estos 3 pasos son clave para que puedas lucir un cabello saludable, lleno de vida y lo mejor, que crezca sano y fuerte.

Prueba el nuevo Aqua Oil de Herbal Essences con Aloe & Aceite de Argán.

Si quieres ayudar a reparar e hidratar tu pelo debes probar el tratamiento bifásico Aqua Oil Aloe & Aceite de argán. Para disfrutar sus múltiples beneficios solo tienes que agitar y mezclar sus 2 fases y aplicarlo directamente en tu cabello. Lo mejor es que el Aqua Oil de Herbal Essences no te dejará el cabello pesado pues tiene una parte o fase oleosa, con aceite de argán, y otra acuosa con aloe vera o sábila.

Este tratamiento te ayuda a reparar las puntas, dar brillo, suavidad y controlar el frizz. También actúa como termoprotector y ayuda a desenredar. Puedes utilizarlo con el cabello seco o mojado y también puedes llevarlo contigo a todo lado para que refresques tu look durante el día y le des un boost de aroma. Así quedarás lista para seguir luciendo la mejor versión de tu cabello todos los días.