Aceite de coco para el cabello: fuente de ácidos grasos, ácido laúrico y vitamina E

El aceite de coco para el cabello es uno de los aceites naturales más renombrados en las industrias cosméticas y capilares y este se extrae de la pulpa del coco a través de la técnica del prensado en frío.

Se dice que, al aplicar un par de gotas de aceite de coco de medios a puntas, podrás notar de inmediato cómo hidrata tu cabello y lo llena de nutrición, debido a que es un extracto concentrado en ácidos grasos, ácido laúrico y vitamina E, la vitamina de la belleza, que tanto tu piel como tu cabello necesitan en buenas cantidades.

Agua de coco para el cabello: rica en vitamina K y hierro

El agua de coco tiene sus orígenes en el interior de una especie específica de palmera de coco y, al igual que el resto de extractos de esta fruta tropical, es una gran opción para el cuidado de la piel y el cabello. Este ingrediente natural es particularmente rico en vitamina K, una de las vitaminas principales que el organismo necesita para mantener el pelo sano y fuerte, además de ser también rica en hierro, un mineral esencial para la belleza capilar.

Dentro de los beneficios del agua de coco para el pelo, se destacan sus bondades hidratantes, suavizantes, antifúngicas y antibacterianas.

Leche de coco para el cabello: lo mejor del coco en una textura cremosa

La pulpa del coco se puede secar o prensar para producir también leche de coco para el cabello, que también es una gran fuente de ácidos grasos naturales y, por lo tanto, tiene importantes efectos de hidratación capilar, pero sus beneficios también se asocian al fortalecimiento de la cutícula y al crecimiento del cabello.

¿Cuál de estos extractos es el mejor para el pelo?

Como te puedes dar cuenta, la gran característica que comparten estos tres extractos del coco es su poder hidratante y nutritivo, así que si una de tus misiones capilares es devolverle estas propiedades a tu cabello, cualquiera de estos es indicada para ti, e inclusive, puedes probarlos todos en diferentes momentos y descubrir cuál o cuáles son tus preferidos.

Sin embargo, si te inclinas más por una textura ligera y suave para tu cabello, el agua y la leche de coco son las ideales para ti.

Si por el contrario buscas una mayor concentración y una textura un poco más densa que te ayude a darle un finalizado al cabello de medios a puntas, el aceite de coco es perfecto en este caso.

Conoce más sobre los beneficios del coco y todo lo que esta fruta tropical tiene para ofrecerte. ¡Explora las diferentes colecciones y productos que Herbal Essences tiene para ti con este ingrediente!