Extracto de Flor de Jazmín (Jasminum officinale) para el pelo

#DisfrutaLoNatural

Los shampoos y acondicionadores Herbal Essences con agua de coco y jazmín contienen extracto de flor de jazmín verdadero.

La flor de jazmín se conoce como la reina de la noche

¿Qué es la flor de jazmín?

El jazmín es conocido y reconocido mundialmente por sus flores blancas en forma de estrella y su fragancia única. El aceite extraído de las flores, cuyo origen, según se cree, se remonta a regiones tropicales y subtropicales de toda Asia, se conoce como el “rey de los aceites” por su preciado y poderoso aroma. Esta flor también se conoce como la “reina de la noche” debido a su exótico perfume que impregna el aire al anochecer. Incluso su nombre muestra qué tan venerado ha sido a lo largo de la historia, ya que viene del persa “yasamin” o “regalo de Dios”.

El uso de la flor de jazmín ha sido muy popular a lo largo de la historia como té, suplemento médico y dietético, e ingrediente cosmético. Fue muy apreciada por la realeza china e incluso se comercializó en la ruta de la seda. Ciertas culturas veneran tanto la flor que aparece en ceremonias tradicionales, y Pakistán, las Filipinas e Indonesia incluso la han declarado su flor nacional.

A pesar de su uso generalizado como perfume y té, el jazmín también se ha utilizado durante siglos como un cosmético muy venerado por su poder restaurador de la piel y del cabello.

La colección de Herbal Essences con Flor de Jazmín puede ayudarte a controlar el frizz dejando el pelo brillante, humectado y saludable. ¡Además, tiene un aroma deslumbrante!

¿De dónde proviene el extracto de flor de jazmín?

La flor de jazmín se ha cultivado durante siglos. Si bien la flor de jazmín ahora se cultiva en todo el mundo, la mayor parte que se usa para extraer aceites esenciales se cultiva en la India y Egipto, ya que esos climas son los más propicios para el cultivo de un jazmín saludable.

Debido a que es una flor tan delicada y tarda dos años en alcanzar la madurez, los procesos de extracción por prensado en frío o destilación al vapor no son ideales. Así que para mantener la integridad estructural de la flor y extraer la esencia, se utiliza una extracción con solvente no tóxico y luego se extrae el aceite esencial mediante un proceso de destilación al vapor.